Saltar al contenido
Decoam Cooperativa
21/10/2020

Aún en conversaciones con el Ayuntamiento de Madrid pero sin acuerdo definitivo. La asociación El Rastro Punto Es, la Asociación Argatsana y la Asociación Independiente del Rastro (Asiveras) retomarán este miércoles las protestas para pedir la apertura del mercadillo madrileño. Con una concentración a las 16:30 horas en la plaza del Callao.

A finales de septiembre, los vendedores del Rastro suspendieron las movilizaciones. Que empezaron el 5 de julio, para que el marcadillo vuelva a las calles de Madrid.

Ahora las retoman por la «necesidad de que tras la reunión telemática» mantenida el pasado día 16 con la concejalía de Centro el Ayuntamiento los «escuche» y recoja en su propuesta definitiva sus reivindicaciones. Dicen en un comunicado.

Se está estudiando la viabilidad de las propuestas y cuando se tenga una respuesta basada en informes policiales

«La concejalía se comprometió a enviarnos la propuesta definitiva esta semana para valorarla y llevarla a votación de nuestro colectivo. Esperemos que cumpla en tiempo y en forma», añaden los vendedores.

Fuentes municipales indican que «se está estudiando la viabilidad de las propuestas y cuando se tenga una respuesta basada en informes policiales». De otras autoridades «se les responderá».

Las mismas fuentes ponen como ejemplo de propuesta a estudiar la petición de los vendedores de incluir en el plano del mercadillo la calle Amazonas. «Se les dijo que se iba a estudiar, cuando se les responda, se les dirá si es factible», indican.

Ambas partes han acordado ya instalarán el 50 % de los puestos y que los titulares se vayan alternando cada semana.

La Junta del distrito ha dado el visto bueno a diferenciar los turnos para sacar los puestos en función de si es domingo o festivo. Dicen los comerciantes, es diferente dependiendo del tipo de jornada.

Se niega de forma reiterada a aceptar un perimetraje

Los vendedores insisten en ampliar el tamaño de los puestos o instalar al menos una fila de puestos más en la zona peatonal de la plaza de Cascorro.

«El objetivo es llegar a un justo y digno acuerdo para reabrir el Rastro. Dado que van a hacer 8 meses en los que 1.000 familias llevamos sin poder volver a nuestros puestos de trabajo». Apuntan los vendedores, que denuncian el «agravio comparativo» de la concejalía respecto a las tiendas fijas. Al permitirlas sacar los domingos y los festivos sus mercancías a la calle «invadiendo las aceras».

Denuncian además que el Consistorio «se niega de forma reiterada a aceptar un perimetraje» o delimitación del espacio que comprende el Rastro «para un control del aforo conjunto para locales comerciales y puestos de venta, tal y como recomiendan destacados epidemiólogos».

A principios de octubre, el Consistorio propuso un Rastro con 500 puestos situados en seis zonas autónomas de funcionamiento simultáneo y con vallado perimetral, con una capacidad total de 2.702 personas.

Volver al Inicio

Abrir chat
1
Hola, ¿en que podemos ayudarte?