Madrid amplía los aforos al 75 % en la mayoría de espacios cerrados.

 Con el brote de coronavirus detectado en una empresa de la capital ya controlado. La Comunidad de Madrid estrena el segundo escenario de su ‘nueva normalidad’ con terrazas de hostelería al 100 % de su capacidad y aforos del 75 % en la mayoría de espacios cerrados, como comercios, gimnasios, teatros o museos.

La Comunidad de Madrid estrenó la ‘nueva normalidad’ el 21 de junio, cuando dejó de estar en vigor el estado de alarma y las fases de desescalada y empezó a permitirse la libertad de movimiento entre comunidades autónomas.

El Gobierno regional estableció en una orden dos escenarios dentro de esta ‘nueva normalidad’, aunque no descarta que haya un tercero.

En el primer escenario, entre el 21 de junio y el 5 de julio, las restricciones de aforo eran por lo general del 60 % en espacios cerrados, un porcentaje que a partir de este lunes se ha ampliado al 75 %, ya en el segundo escenario.

Este aforo es aplicable al interior de los establecimientos de hostelería, comercios, centros comerciales, gimnasios, mercadillos, bibliotecas, archivos, monumentos, museos, cines, teatros, auditorios, instalaciones deportivas cubiertas, academias, autoescuelas, congresos y eventos, plazas de toros y alojamientos turísticos, entre otros casos.

Sin embargo, el interior de los bares de copas, de las discotecas y los parques de bolas, que pudieron reabrir el viernes 3 de julio, seguirán al 40 % de su capacidad.

Otra excepción son las terrazas de los establecimientos de hostelería y de las discotecas, que dejan de tener restricciones de capacidad al permitir una ocupación del 100 %, siempre que se respete la distancia de 1,5 metros entre personas o grupos de personas.

Continúa la prohibición de celebrar fiestas, verbenas y otros eventos populares, así como los baños en zonas naturales. Estas actividades se reanudarán cuando las autoridades sanitarias lo consideren adecuado.

El segundo escenario de la ‘nueva normalidad’ ha coincidido con el arranque en Madrid de las pruebas presenciales de la Evaluación de Acceso a la Universidad (EvAU, antigua Selectividad).

Un total de 41.000 estudiantes madrileños se examinan hasta el jueves incluido en una convocatoria condicionada por la pandemia del coronavirus, que obliga a llevar mascarilla durante toda la prueba, aconsejándose una por examen.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, tiene la «sensación» de que en algunos ámbitos «empieza a existir un cierto relajamiento con el uso de las mascarillas» y que la llevan menos personas que hace un mes, por lo que ha hecho un llamamiento a no perder el respeto al virus.

El uso de mascarillas es junto al lavado de manos y el mantenimiento de la distancia social una de las medidas más sencillas para tratar de evitar contagios por coronavirus, que por el momento ha provocado un único brote en la región desde el inicio de la ‘nueva normalidad’.

La Comunidad de Madrid lo comunicó el pasado viernes y ya lo da por controlado. Tuvo su origen en una empresa de la capital con 5 casos de contagio y seguimiento a 13 personas.

La región ha contabilizado en las últimas 24 horas tres personas fallecidas en los hospitales madrileños por coronavirus y ha notificado 12 nuevos contagios, cifras que ascienden a 9.206 y 75.159, respectivamente, desde el inicio de la pandemia.

Madrid sigue siendo la comunidad autónoma que acumula más casos y lidera también la última oleada del estudio de seroprevalencia realizado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III, que fija en el 5,2 % el porcentaje de población con anticuerpos en toda España y en un 11,7 % el de los madrileños.

Junto a Madrid otras comunidades autónomas como Castilla-La Mancha rondan o superan el 10 %, mientras que Ceuta, Murcia, Asturias, Galicia, Baleares y Canarias presentan prevalencias inferiores o cercanas al 2 %.

Por su parte, en los mapas provinciales destaca la agrupación central de provincias con prevalencias iguales o próximas al 10 % en el entorno de Madrid y el porcentaje también es mayor en los núcleos de población con más de 100.000 habitantes en comparación con municipios con menor población (6 % y 4 % respectivamente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *